SoftBank se hace con ARM, un recurso clave para los chips de Apple

Esta mañana nos hemos levantado con una noticia inesperada: la empresa de telecomunicaciones japonesa SoftBank ha adquirido a la británica ARM Holdings por 23.400 millones de libras. Este trato podría haber pasado desapercibido en el mundo del ecosistema de Apple si no fuera por un pequeño detalle de gran importancia: ARM es la encargada de diseñar las sucesivas generaciones de chips de dispositivos como el iPhone y el iPad.

La importancia de esta empresa para Apple va más allá de estos chips, ya que ambas empresas están relacionadas históricamente. Fue fundada en 1990 por tres compañías: Acorn Computers, VLSI Technologies y la propia Apple. El origen de esta alianza se remonta a la época en la que John Sculley, entonces CEO de Apple, había iniciado el desarrollo del Newton.

Apple necesitaba una arquitectura nueva para su dispositivo y eligió la que construía la empresa Acorn. ARM nació como una manera de continuar ese desarrollo en el futuro.

Abandono y vuelta a ARM

Como sabemos, el Newton era la versión de la PDA que Apple comercializó entre 1993 y 1998. Fue el proyecto favorito de Sculley, lo cual condenó al dispositivo cuando Steve Jobs volvió a Apple en 1997. Algo que no es de extrañar debido a la historia que compartieron ambos CEOs. La desaparición del Newton se llevó consigo los chips diseñados por ARM y utilizados por Apple en sus productos.

PASARON CASI DIEZ AÑOS DESDE QUE APPLE ABANDONÓ LOS CHIPS ARM DEL NEWTON Y VOLVIÓ A INTRODUCIRLOS EN EL IPOD

Al menos, hasta que la compañía de Cupertino decidió volver a utilizarlos en el iPod alrededor del año 2006. Pero no fue hasta el año siguiente cuando los chips diseñados por esta compañía entraron por la puerta grande. Desde el año 2007 y con el lanzamiento del iPhone original, todos los chips de los dispositivos iOS de Apple utilizan el diseño de ARM.

Aunque no siempre de la misma manera. Hay que tener en cuenta que ARM diseñapero no fabrica sus propios chips. Es la única gran compañía de chips que sigue este modelo, a diferencia de AMD o Intel. Compañías como Apple o Samsung pagan un royalty por cada chip que montan con sus diseños.

Las oportunidades de los chips de la serie “A”

El caso de Apple es también especial. Desde el chip A4 del iPad original y el iPhone 4, Apple customiza los diseños de ARM para adaptar los chips a sus propias necesidades. Es así como Apple consigue encajar y optimizar mejor su hardware con su software. Esto es posible gracias a adquisiciones clave que la compañía de California fue realizando a lo largo de los años. PA Semi, Intrinsity y Passif Semiconductor fueron adquiridas en un espacio de cinco años entre 2008 y 2013.

DISEÑAR Y PERSONALIZAR LOS CHIPS LE PERMITE A APPLE SER EL LÍDER EN POTENCIA Y BAJO CONSUMO

Gracias a estos esfuerzos, Apple es capaz de exprimir y añadir funcionalidades a los diseños genéricos de los chips de ARM. Esto le permitió a Apple ser la primera en lanzar un chip móvil de 64bits con el iPhone 5s (algo que hizo cundir el pánico en la industria), así como elementos de seguridad claves como el secure enclave necesario para Touch ID. Con la novena generación entre nosotros desde hace tiempo, Apple sigue liderando el mercado.

No es ningún secreto que los chips de la serie “A” de Apple son un recurso clave. Mientras que la mayoría de fabricantes toman los diseños de ARM tal cual y los montan en sus dispositivos, Apple los personaliza al máximo. De esta forma, consigue aumentar potencia al mismo tiempo que reduce el consumo y añade funcionalidades extras.

La adquisición de SoftBank y Apple

Como decíamos al principio, la empresa de telecomunicaciones nipona SoftBank acaba de adquirir ARM Holdings. La importancia de ARM es evidente, ya que el 95% de los chips de dispositivos móviles y tablets y casi el 100% de los montados en dispositivos del Internet de las Cosas están diseñados (pero no fabricados) por la empresa británica.

El interés de SoftBank está en posicionarse de cara a ese futuro Internet de las Cosas. Pero esto no debería tranquilizar a Apple. En el pasado, Apple ha estado en situaciones en las que dependía totalmente de otras compañías, como demuestra el hecho de que Jobs pidiera a Bill Gates a finales de los noventa que trajera Office al Mac. Esta lección ha llevado a Apple a adquirir o desarrollar internamente tecnología que es de vital importancia para su negocio.

Según ha anunciado SoftBank, ARM seguirá operando como siempre. Pero Apple (y el resto de fabricantes de smartphones) ya no tiene que negociar solo con ARM. Ahora tiene a SoftBank de por medio, una operadora de telefonía que acaba de ganar un poder de negociación bastante importante.

A corto plazo no deberíamos notar ningún cambio. Aunque a la larga, es muy posible que Apple decida hacer el diseño de sus chips de manera interna por completo.

En Applesfera